domingo, 3 de diciembre de 2017

Miguel Murillo en el Aula J.M. Valverde


El pasado jueves, día 30 de noviembre, dos grupos de primero de Bachillerato, acompañados de las profesoras Paqui Pulido y Pilar Galán, asistieron a un encuentro con el escritor Miguel Murillo en el paraninfo de la Facultad de Filosofía y Letras.

Al acto también asistieron alumnos de otros centros como el IES Norba Caesarina, el IES García Téllez, el IES Ágora, y El Brocense.

El autor empezó su charla diciendo que hablar de teatro era complicado, porque el teatro se ve y se escucha, no sirva para teorizar. Lo suyo, dijo, hubiese sido representar una obra, y luego, hablar sobre ella.

Continuó criticando el papel de las artes escénicas en los programas educativos. Los alumnos conocen quién es Lope de Vega pero no quién es Juan Mayorga, ni ninguna de las mujeres que ahora mismo están escribiendo obras dramáticas de una calidad excelente. 

Después, pasó a hablar de su trayectoria, sus comienzos que atribuye al puro azar, al encuentro fortuito con una compañía de teatro, que le condujo al Teatro López de Ayala, que ahora dirige. Más tarde se enteró de que la compañía era La Cuadra, de Sevilla. 

Contó anécdotas con la censura, y advirtió de que ahora que tenemos libertad, también tenemos autocensura. Puso como ejemplo de prohibición, la obra Armengol, por la que sufrió insultos y llamadas de teléfono amenazantes.



Habló también de sus obras, desde Perfume de mimosas a la más actual, del éxito y el fracaso, de que el teatro no solo se aprende o se enseña sino que se escucha, se lee, se siente. No es un arte viejo, sino antiguo, que además nos enseña a mirar, nos ofrece otra perspectiva para contemplar el mundo y criticar o alabar.

No se puede separar el teatro de la vida, aconsejó a los alumnos. Y la vida también está en los viajes que el autor ha realizado por muchos países. Entre ellos, nos contó la historia de los francotiradores de Sarajevo. 

Concluyó con un elogio de su oficio, que para él consiste solo en hacer preguntas. 

En el turno de preguntas, respondió a los alumnos que querían saber más sobre sus viajes, la censura, sus comienzos, o su forma de escribir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario