jueves, 1 de marzo de 2018

Ganadores de la primera fase de Radioedu

Damos la enhorabuena a las dos ganadoras de nuestro centro. Ahora, seguiremos participando en la segunda fase.
Enhorabuena y mucho ánimo para esta fase.
SECUNDARIA

En esta categoría se han presentado 186 relatos.
Ganadora: Natalia Bueso Sánchez del IES Hernández Pacheco de Cáceres con el título “Recuerdos enmarcados”.
Finalista: Andrea Gómez Pacheco del IES Al-Qázeres de Cáceres con el título “Secretos”.
BACHILLERATO
En esta categoría se han presentado 24 relatos.
Ganadora: Elena González González del IES Profesor Hernández Pacheco de Cáceres con el título “Deudas saldadas”.
Finalista: Anna Antequera Carmona del IES Puenta Ajuda de Olivenza (Badajoz) con el título “Objetivo marcado”.

VÍSPERA DE SU BODA

Aquella noche, víspera de su boda, Catalina no podía dormir y observaba la caja metálica que había recogido del armario y tenía encima de la cama. No estaba segura pero al final se decidió. Abrió la caja con delicadeza y observo lo que había dentro.
Sintió mariposas en el estómago al ver aquella foto bajo las dos brillantes alianzas.
Por su mente pasó una ráfaga de recuerdos.
Esa foto significaba mucho para ella. Apartó las dos alianzas con sumo cuidado, sin apartar la mirada de aquel recuerdo.
En la foto aparecía una niña de ojos oscuros sentada en un triciclo de color rosa. A su lado, había un niño. Sujetaba una espada de madera en la mano derecha y un globo rojo en la izquierda.
Recordaba ese día perfectamente. Guardó la foto y recogió la caja.
Abrió la cama y se acostó con una gran sonrisa en la cara.
Con aquel niño que aparecía en la foto, iba a pasar todos los días de su vida.

Natalia Bueso


DEUDAS SALDADAS
Elena González González



Aquella noche, víspera de su boda, Catalina no podía dormir y observaba la caja metálica que había recogido del armario y tenía encima de la cama…
- Quieren que me case. Ellos dicen que es una buena oportunidad. Creo que tienen razón. Tenemos deudas, él tiene dinero. También dicen que me quiere y que me tratará bien. Yo sé que tú lo habrías hecho mejor. Te quiero. Eso que no se te olvide. Mi vestido es bonito, sin embargo, sé que si esta boda fuera la nuestra, ahora mismo no estaría hablando del vestido. Te echo de menos. Ojalá estuvieras aquí.
Catalina escuchó pasos. Sin prisa guardó de nuevo la caja en el armario.
Apagó la luz al tiempo que se acomodaba entre aquellas sábanas de satén.
Tardaría mucho en acostumbrarse a ese estilo de vida.
No logró conciliar el sueño.
Sabía que tenía que deshacerse de la caja, pero no era el momento, o eso se venía diciendo desde hacía años.
Aquellas cenizas merecían ir a parar a otro lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario